Cuidando tus manos

Las manos secas y dañadas son un problema para la mayoría de las mujeres, especialmente hoy en día debido a la necesidad de una desinfección intensiva de las manos. Nuestras manos están dañadas por muchos factores del cambio de temperatura, los detergentes o agentes de limpieza y el jabón deficiente que usamos para lavarnos las manos todos los días. El cuidado adecuado de sus manos las hará hermosas, delicadas y ordenadas. ¡Te presentamos los métodos de cuidado en el hogar más efectivos para tus manos!

Cuidado diario de las manos

Los tratamientos caseros como exfoliantes y cremas cuidan nuestras manos. La piel de las manos es muy fina y fina porque contiene pocas glándulas sebáceas. Además, las manos a menudo están empapadas. Al mismo tiempo, los jabones y los líquidos suelen contener detergentes que los perjudican.

El cuidado de las manos debe comenzar con la exfoliación de la piel muerta. Sin embargo, no use un exfoliante corporal grueso, ya que la piel de sus manos requiere un tratamiento más suave. Elija cáscaras de grano fino, serán menos agresivas.

Aplicar la exfoliación en las manos ligeramente húmedas y frotar suavemente con movimientos circulares. La exfoliación elimina la piel vieja y muerta y nutre sus manos. La piel de las manos es muy delicada, así que exfolia una vez cada dos semanas como máximo.

Siempre use guantes antisépticos para protegerse las manos cuando lave o lave los platos. Además, al elegir un tratamiento para las manos, elija geles y emulsiones que contengan lubricantes. Aplique crema de manos en sus manos después de cada limpieza. Aplique siempre una capa espesa de crema antes de acostarse, y si tiene las manos muy secas protéjase con guantes.

Cuidado en el hogar para manos secas y heridas

Mascarilla con aceite de oliva y yema de huevo

¡Puedes hacer cosméticos para manos en casa! Para hacer esto, necesitará 3 cucharadas de aceite de oliva y 1 yema de huevo. Calentar el aceite y luego mezclarlo con la yema de huevo. Aplica la mascarilla resultante en tus manos y envuélvelas con papel de aluminio y una toalla. Lavar después de 20 minutos.

El aceite hidratará y rejuvenecerá tus manos gracias al contenido de ácidos grasos nutritivos y vitamina E. La yema, a su vez, contiene vitamina A y zinc, gracias a los cuales las manos se regenerarán.

Compresa de linaza

La linaza contiene vitaminas A y E, además de zinc y ácidos grasos insaturados. Para hacer una compresa, solo necesitas unas pocas cucharadas de linaza. Agregue la linaza al agua caliente (no hirviendo porque todos los nutrientes se descompondrán debido al calor). Espere unos 10 minutos para que se forme moco y deje enfriar la mezcla. Mantenga sus manos en la solución preparada durante unos 20 minutos. Pasado este tiempo, lávese las manos con una toalla de papel.

Peeling casero

Para hacer una cáscara de mano casera, necesitará 1 cucharada de aceite corporal para bebés, 1 cucharada de almendras y una taza pequeña de jugo de limón. Combina una cucharada de aceite corporal, una cucharada de almendras ralladas (recuerda frotarlas adecuadamente, ya que los trozos grandes pueden irritar tu piel) y una taza de jugo de limón. Frote el peeling en sus manos durante unos minutos, luego enjuague con agua tibia. Luego, puedes masajearlos suavemente con una crema hidratante.

Julio Fernandes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *